Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Desgarres musculares PDF Imprimir Correo electrónico
Ciencias del Deporte
Viernes 13 de Noviembre de 2009 13:38
Una de las lesiones que más frecuentemente se presentan en la práctica deportiva son los desgarres musculares, que afectan aproximadamente al 80% de los corredores. Por el Doctor Francisco Arroyo Paz, Médico del Deporte.

Muchos de los desgarres pasan desapercibidos aún en los atletas debido a su extensión (microdesgarres), algunos otros pueden incluso necesitar tratamiento médico o, a veces, hasta cirugía.
Por así decirlo, los desgarres son el pan nuestro de cada día y aquellos que no son bien tratados médicamente, nos pueden llevar a estar “fuera de circulación” durante un periodo largo de tiempo.

Este tipo de lesiones pueden presentarse en distintas partes de la estructura muscular:
> 40% de los desgarres ocurre en el cuerpo del músculo
> Otro 40% sucede en la unión del músculo y del tendón
> Y un 20% se presenta en el tendón o en la unión del tendón con el hueso.

Generalmente el diagnóstico de desgarre muscular se hace en base a la experiencia y por la palpación, comparando siempre el lado sano con el lado afectado.

Los desgarres pueden ser clasificados según tres grados:

- Desgarres de primer grado; la lesión es pequeña e involucra a menos de 10% de las fibras musculares en cuestión.
- Desgarres de segundo grado; la lesión es más extensa e involucra de 10 a 50% de las fibras musculares. En desgarres de 2do grado puede, en ocasiones llegar a palparse el desgarre.
- Desgarres de tercer grado; la lesión involucra más de 50% de las fibras musculares, y puede llegar incluso a presentarse imposibilidad para contraer el músculo.

En cualquier tipo de desgarre, el músculo se hipotrofia o baja de volumen, debido a la inactividad a la que nos obliga, por lo que es necesario llevar a cabo una buena rehabilitación una vez sano el músculo.

Algunas situaciones en las cuales un atleta puede predisponerse a sufrir desgarres musculares son las siguientes:

- Falta de ejercicios de calentamiento y estiramiento previos a la práctica deportiva, tanto como ejercicios de estiramiento al final de la misma.
- Fatiga muscular debida a un exceso de ejercicio
- Los atletas que hayan sufrido un desgarre anteriormente, son más propensos a desgarrarse de nuevo en la misma zona.

TRATAMIENTO

El tratamiento para este tipo de lesiones consiste en mantener el músculo en reposo. Cuando ocurra en extremidades inferiores se pueden usar muletas o, en casos extremos, férulas o aplicación de yeso. En lesiones en extremidades superiores puede usarse algún tipo de inmovilización o cabestrillo.

Recordemos que, durante las primeras 24 a 72 horas después de la lesión, es importante la aplicación de hielo para disminuir el dolor y la inflamación.

Después de este periodo, el tratamiento va encaminado a regresar al músculo a su estado original, comenzando con terapia física, programas de ejercicios con rango de movimiento pasivo para que, al ir progresando la terapia, se vayan incorporando ejercicios contra resistencia.

Hay desgarres que se presentan paulatinamente y que pueden volverse crónicos, llegando quizás a necesitar cirugía, por lo que hay que considerar, en caso de que nos ocurra un desgarre, que es mejor estar “fuera de circulación” durante algún tiempo para poder regresar pronto a nuestro deporte, que correr el riesgo de no poder regresar al deporte en meses o tal vez años.

El Doctor Francisco Arroyo Paz, es egresado de la Universidad Autónoma de Guadalajara y ha sido asesor médico en todas las disciplinas deportivas. Es fundador y actualmente director de SPORTMED, Medicina del Deporte y Terapia Física. Pertenece al Colegio Mexicano de Ciencias del Deporte, a la Asociación Médica de Zapopan, al American College of Sports Medicine y a Gatorade Sports Science Institute.

Acontecer Médico. Derechos Reservados
 
Banner Campaign
Banner Campaign
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter